Libro para Octubre: Nicholas And Alexandra, de Robert K. Massie

El libro elegido para nuestra lectura conjunta de Octubre ha sido “Nicholas and Alexandra” de Robert K. Massie.

Portada libro
Portada del libro Nicholas and Alexandra de Robert K. Massie

La primera página con la que nos encontramos, es un conjunto de frases de algunos de los protagonistas. La primera frase, de Nicholas II diciendo que Dios mismo es quien lo ha puesto donde está y que él (Nicholas) nunca ha tenido otro pensamiento en su mente, que servir al pais que Dios le ha entregado. Yo creo que es una frase muy conveniente para que diga un rey y en general cualquier persona de la nobleza. Luego viene una frase de Sir Bernard Pares, diciendo que la enfermería era el centro de todos los problemas de Rusia (supongo que aludiendo al sitio donde se trataba la enfermedad del hijo del Zar).

La tercera frase es del Gran Duque Alexander… hablando de la emperatriz; diciendo que ella se la pasaba despreciando a los médicos, hablando de su ignorancia, y poniendose siempre en manos de la religion; con ciertos tintes de histeria. Dice que el ambiente era propicio para que apareciera algún curandero, santo o hacedor de milagros.

Después vienen las palabras de Pierre Gilliard, tutor del niño hemofilico, que dice que sin lugar a dudas la enfermedad el niño contribuyó enormemente a la aparición de Rasputin y resulto en el aislamiento fatal de los soberanos, que vivian en un mundo aparte, absortos en una ansiedad trágica y perdidos del mundo.

Y finalmente, un tal Alexander Kerensky es citado diciendo que sin Rasputin, Lenin no hubiera podido existir.

En la introducción, el autor cuenta que se interesó por la historia de esta pareja, porque al igual que ellos, tiene un hijo hemofílico.Lo que el autor andaba buscando en realidad, era descripciones de los tratamientos que Rasputin hubiera podido hacer para aliviar al niño (para ver si así ayudaba a su propio hijo). Y se sorprendió de encontrar que poco o nada hay documentado sobre ese tema: el tema de los tratamientos para aliviar la hemofilia. El autor dice que ha leído todas las fuentes que cayeron en sus manos, y que su objetivo era arrojar un poco de luz sobre las familias que sufren este terrible flagelo: un niño con hemofilia.

Pero mientras investigaba, inevitablemente tuvo que empezar a mirar otros aspectos de la vida del Zar Nicholas; observando por ejemplo que mientras personalmente era un hombre bueno, como soberano dejaba mucho que desear y lo hizo bastante mal, a juzgar por los resultados para la corona. Sin embargo, parece que también le llovió una cantidad de desgracias sin precedentes; por lo que habría que estudiar mejor si el Zar hubiera podido hacer más de lo que hizo, gestión que fracasó, si lo medimos por sus resultados: su propia muerte y la de toda su familia.

El autor concluye en su introducción, que el Zar Nicholas era una buena persona, y un mandatario muy bien preparado. Tal vez el mejor preparado, pero para reinar en el siglo XIX; no en el XX, que fue casualmente el siglo que le tocó a él. Nicholas estaba preparado para ser rey absoluto, incuestionable, emperador y dictador. Y en el SXX, el imperio ruso se desintegraba. No supo adaptarse, o no pudo porque le cayeron dos desgracias más que acabaron de hundirle la estaca: la enfermedad de su querido hijito y la aparición de Rasputin, un tipo bastante complicado, por decir lo menos.

Al final, el autor de este libro dice que aunque Nicholas pagó sus errores con su vida y la de su familia, las cualidades que tenía, su dignidad, sus valores; sobrevivieron y trascendieron y por lo tanto al final, Nicholas triunfó.

No entiendo yo muy bien esta última parte. Porque para mi entender, que asesinen a una persona y a toda su familia no es un triunfo…. pero habrá que leer el libro y con vuestra ayuda, tal vez llegue a comprender un poco mejor.

Foto Nicholas con su hijo y Tatiana. Al lado, una foto de la emperatriz

Espero ansiosa vuestros comentarios y ya abriré una entrada nueva para contaros de mis progresos.

Entradas relacionadas:

Progresos en el club de lectura (Nicholas And Alexandra)

 

 

Club de lectura: Lujos celestiales, tragedias infernales y un vividor que se cuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*