Club de lectura: Lujos celestiales, tragedias infernales y un vividor que se cuela

Letizia Rasputin
Fotomontaje: Reina Letizia de España y el señor Gregory Rasputin de Rusia

 

Lujos imperiales

Letizia Rasputin
Palacio de Tsarskoe Selo. Una de las humildes moradas de los Tsares

La segunda parte del libro sobre Alexandra y Nicholas comienza con la descripción de los suntuosos palacios y otras propiedades de la familia imperial. Como toda familia extremadamente adinerada, los imperiales de Rusia no eran sedentarios, sino nómadas, que vivían siguiendo la eterna primavera. Su villa de Tsarskoe Selo, por ejemplo era el epítome del lujo y los privilegios… al menos visto desde fuera.

La parejita imperial y sus retoños contaban con 5000 (eso es cinco seguido de tres ceros) sirvientes; cien (100) habitaciones, decoraciones históricas, estatuas, un cuerpo de vigilancia de cosacos plantados en la puerta y en el camino.

Un anciano habitante de aquella mansión (supongo que venía con ella cuando la compraron) era amigo personal y muy estimado por Alex y Nicky. Los quería como a sus hijos, y ellos lo llamaban “papá”. Se trataba de Vladimir Fredericks (apodado con el ingenioso alias de “El viejo”). El viejo se encargaba de todos los asuntos de la pareja y gozaba de gran influencia. Su sabiduría parece que no fue rival para la picardía de algún charlatán que después se coló en la vida de la pareja.

Letizia Rasputin
Vladimir Fredericks “el viejo”. Un personaje muy respetado

Un lujo que llamaba mucho la atención era la “habitación malva”: un cuarto decorado en su totalidad en ese color (¡qué mareo!) el favorito de Alexandra; y alegrado todos los días con flores frescas de la especie favorita de la emperatriz… lilas (¡uf!)

Letizia Rasputin
El cuarto malva… el color favorito de Alexandra

Pero “ellos” llevaban una vida “normal”

Por lo que cuenta Massie -y que yo encuentro difícil de creer- a pesar de contar con muchos lujos, como por ejemplo un elevador para subir desde el cuarto malva hacia los aposentos de los niños, ¡un elevador en 1900! parece que la familia imperial vivía una vida muy austera: los niños -dicen- dormían en catres, como los del ejército. Aunque eso se contradice con las fotos donde aparece Alexis enfermo; esas camas se ven muy lujosas, lejos de parecer un catre. Pero bueno, pasemos por ahí y creamos lo que dice Massie. También cuenta que los niños se vestían sin ningún lujo. Tendremos que creer que se ponían la ropa “guena” para las fotos.

Letizia Rasputin
OTMA “Las hermanitas sisters”

Las niñas eran guapas cada una en su estilo. Olga era la más rápida para pensar, y la más cercana a Nicholas. Tatiana era la más elegante: alta, delgada, con ojos verdes preciosos. Marie era la más bonita y bastante perezosa. Y Anastasia era bajita y pesadita. Eran muy unidas, y firmaban todas las cartas con un acrónimo “OTMA”

Alexis era el centro de sus vidas y todos y cada uno en la familia sufría lo inimaginable con la terrible enfermedad que todos llevaban en secreto.

Letizia Rasputin
OTMA + Alexis. Adoraban a su hermano varón

Sufrir en secreto

Massie dedica muchas páginas a explicar la enfermedad de la hemofilia. Como os he dicho, yo no tengo ningún conocimiento sobre este padecimiento, más allá de la información general “sangre que no coagula” y “ataca solo a los varones”. Bien pues, confieso que las descripciones de Massie me han mantenido más bien apartada de cualquier intento por documentarme más.

Aparte de dos o tres fotos que muestran rodillas inflamadas que mi perrito Google depositó a mis pies y que me dieron dolor de solo mirarlas, nada más he querido ir a buscar. Afortunadamente, como habeis contado vosotros ya en los comentarios (gracias Concha, Maru y los demás) se ha perfeccionado mucho el tratamiento para este mal, y los dolores y sufrimientos ya no son lo que fueron en el tiempo del desgraciado Alexis y su sufriente madre.

Pero en aquella época… el cantar era otro; y bien sombrío. Más que un cantar era un grito de dolor. El grito de un niño con la pierna inflamada, enorme como una columna del palacio, implorando a su madre que lo ayudase “¡ayúdame, mamá! ¿no vas a ayudarme?” Y la pobre Alexandra rece que rece, ore que ore y llore que llore.

No sorprende el gesto de dolor y casi locura de en la cara de la pobre Alex en Spala, durante uno de los momentos más peligrosos de la vida de Alexis.

Letizia Rasputin
Alexandra en Spala: La cara de dolor de una madre lo dice todo

En Spala, el heredero estuvo a punto de morir; y durante muchos meses tuvo su piernecita derecha doblada y paralizada como secuela del ataque. Creo que hasta quedó con una leve cojera por el resto de su corta vida, el pobre.

Del libro de Massie, una cita textual que me puso los pelos de punta: “For any woman there is no more exquisite torture than watching helplessly as a beloved child suffers in extreme pain”

Pero a mi juicio, lo peor no era la terrible enfermedad del hijo. Lo peor de lo peor era tener que mantener todo en secreto. Vivir una doble vida en la que nadie entendía por qué en las fotos la emperatriz andaba siempre con “cara de vinagre”. Muchos lo confundían con soberbia, esnobismo, clasismo, traumas de la infancia. Nadie sospechaba el horror de su vida personal. Leí una escena en la cual Alexandra asistía a una cena con su marido en Spala y en algún momento le hacen una seña discreta para que vaya a la habitación de su hijo. De allí, según el que cuenta la historia, salían gemidos desgarradores.

Alexandra entraba pronta, solo podemos imaginar el dolor que debía sentir al ver a su hijo sufrir; y salía pálida y “cariacontecida” a continuar en la cena como si nada. Solo alguien muy rápido de vista podría advertir el cruce de miradas con su marido, y el gesto de desconsuelo. Por supuesto todo mundo sospechaba que algo andaba mal con el heredero “a ese niño le pasa algo raro” es lo que se contaba por los rincones… pero nadie tenía idea de la naturaleza de la enfermedad y de lo terrible del sufrimiento del inocente y su madre.

Doble vida en Crimea, Doble vida en Spala, esquizofrenia y un “salvador vividor”

La familia real se transportaba en un tren privado. O mejor dicho, en tres trenes privados, porque nunca se sabía en cuál de ellos estaban, ni los horarios a los que circulaban. La vida entonces no era como hoy, que los soberanos se suben a su avión privado, donde el pueblo arrastrado lo los puede alcanzar para darles sus “tokens of appreciation“. En aquella época los emperadores y sus retoños debían recorrer el país por tierra, arrastrando con ellos el peligro de que les pusieran bombas, les dispararan, se les subiera algún loco al vagón. Y sin embargo tenían que viajar constantemente para huir del inclemente invierno ruso

Letizia Rasputin
Palacio de Livadia. Otra humilde morada

Cuando iban a Crimea, al palacio de Livadia, se lo pasaban de lo lindo. El palacio era otra belleza, y se podían divertir en el yate imperial. Una nave en la que pasaban buenos momentos, pero que también por su naturaleza era un peligro para la salud del heredero; como ocurrió en una ocasión que lo llevó a su peor crisis conocida: la crisis en Spala. Alexis estuvo muchos meses en cama, presa de dolores y sin el consuelo de la morfina, que era lo único disponible, pero que según Massie, su padre no permitía que le aplicaran. El único escape del pequeño era desmayarse; y cuando volvía en sí, seguir gritando de dolor.

Letizia Rasputin
El yate imperial

…Y así, en este escenario terrible para Alexandra, de estar siempre sonriendo para las cámaras y los actos oficiales, y estar siempre llorando por la tragedia del dolor del hijo, llegó a su vida un charlatán; un hombre que decía ser un “starets”, una especie de asceta o monje que hacía milagros. Pero Rasputín no encajaba en el perfil de un verdadero “starets”. Para empezar, estos eran ancianos, y Gregory tenía 33 años. Luego, los starets eran castos y Rasputín tenía esposa, hijos, y una fama de “desabrochar los botones primero y preguntar después” que lo precedía adonde iba.

Letizia Rasputin
Aparece por fin Gregorio Rasputin en la historia

También lo precedía un olorcillo a pelo sucio, a dientes sin cepillar y a todos los demás aromas propios de un cuerpo que no se lava en muchas semanas. Los starets eran pobres, pero Rasputín no lo era. Con sus dotes “lingüísticas” (ya estableció Massie que se trataba de un charlatán estafador) se había agenciado que sus amigos le compraran una casa para él y su familia. Era el típico vividor, mantenido de sus amigos, y de los que creían en sus habladurías. Cuento era lo que tenía. Mucho. Le sobraba. Y por más que se diga lo contrario; del cuento, por lo visto, también se puede vivir.

Algo tendría que tener este hombre sucio y maloliente, mal vestido y peor educado. Parece ser que con esa mirada intensa, tenía el poder para hipnotizar o al menos ejercer una influencia en la gente que conocía. Sus ojos no funcionaban con todo el mundo. Rasputín no era omnipotente; pero contaba con un arma secreta que le servía como “plan B” cuando le fallaba el poder de la mirada: la destreza de su lengua.

Poseía una voz profunda, un discurso envolvente. Mezclaba en sus charlas pasajes de escrituras sagradas y derrochaba elocuencia. Si no te dominaba con la mirada, te envolvía con su lengua hasta que te vendía lo que fuera. Muy poca gente tiene ese poder. Yo conozco una sola, que ascendió de la nada a tenerlo todo, a punta de mucho trabajo, sí, pero valiéndose de esos ojos hipnotizantes y esa labia que te despista hasta que le compras codornices muertas a precio de esturión del Caspio.

La dinastía Romanov siempre en decadencia

Pues Alexandra permitió la entrada de Rasputín en la vida imperial porque este la convenció de que podía curar a su hijo; y porque más de una vez fue capaz de lograr lo que era imposible para los médicos, quienes no servían para nada: aliviar el sufrimiento de Alexis y dejarlo casi como nuevo. ¿Qué tratamientos le aplicaba Rasputín al pequeño? Hay muchas teorías. Algunas ya nos las expusieron nuestros comentaristas: parece ser que por la mayor parte espantaba a los doctores, que lo único que hacían era “examinar” a la criatura y de examen en examen lo lastimaban más. Y luego lo miraba fijamente con aquellos ojos y lo hipnotizaba hasta que tal vez, solo tal vez, la relajación inducida por ese estado de sopor, hacía que los vasos capilares del niño se cerraran más rápido. Tal vez lo distraía de su dolor, contándole historias sagradas con su voz profunda; lo cual el chico agradecía en aquellas épocas sin iPad o Youtube. Todo esto no deja de ser especulación. Ni Massie ni nadie de los que opina ahora sobre lo que pasó, estuvo allí para ser testigo presencial de los tratamientos que Rasputín aplicaba al niño.

Y llovía sobre mojado en el reino de Nicholas II, pues no solo su hijo era presa de una enfermedad innombrable, sino que su familia, una horda de parásitos variados tales como primos, tios, tias, hermanos y demás, no hacían más que gastar y gastar, viviendo muchas veces en el extranjero y sin enterarse de nada de lo que pasaba en Rusia ni en el Palacio Imperial. Con decir que muchos ya ni siquiera hablaban bien el ruso. Y les importaba poco los asuntos del reino. Para ellos todo era cobrar su asignación y vivir la vida. Ya ni recordaban tantos preceptos y prohibiciones, como la de no juntarse con gente común, o no divorciarse. Los familiares de Nicholas se cansaron de casarse y divorciarse, y encima con plebeyos casados y divorciados a su vez. Se burlaban de todo y de todos; y el pueblo venga a pagar las cuentas.

El hermano de Nicky, por ejemplo, segundo sucesor al trono, se enamoró de una divorciada plebeya, Nathalie Cheremetevskaya. Cuando Nicholas le negó el permiso para casarse con ella, simplemente se fue del país a vivir su amor a otra parte. Lo malo fue que cuando se enteró durante la crisis de Spala, que el pequeño Alexis corría peligro de muerte, se dió cuenta de que si se convertía en el heredero, jamás lo dejarían casarse con su amada; así que se metió una noche a Rusia por la puerta de atrás y consiguió un cura (o su equivalente en la iglesia ortodoxa) para casarse con su adorada. Nicholas tuvo que tragarse su rabia, pero nunca le perdonó esa insubordinación.

Letizia Rasputin
Divorciada, plebeya, de costumbres non-santas… y sin embargo el hermano del Tsar se casó con ella. … ¡algo tendría Nathalie!

Finalmente, Massie describe la situación política del momento (ardillit@s historiadores: ¡auxilioooo!) y cuenta en detalle el asesinato del archiduque aquel que sembró el gérmen de la guerra mundial. Esas escenas son muy fuertes de leer, pero también muestran la desesperación del “otro lado”, el pueblo acorralado como ratas, a las que ya no les queda otra cosa que atacar. Espero que para la tercera parte la historia se ponga un poco menos sombría, pero por los adelantos que he visto, parece que este cuento de hadas no termina nada bien; y más bien se hunde cada vez más en la tragedia. Veremos..

Encuesta: Libro para el próximo club

En vista del interés tan grande que ha despertado la lectura de esta historia trágica y real, nos encontramos en una verdadera encrucijada sobre el libro que vamos a leer en la próxima edición del club. Ya os he contado hasta la saciedad que a mí la historia no me apasiona. Pero lo que no os he dicho es que me he apasionado tanto por este libro de Massie, que ahora tengo varios del mismo estilo esperando detrás de este. Ahora entiendo por qué Katyescarlata estaba segura de que lo ibamos a disfrutar.

Como bien sabeis, Kiki nos propuso dirigir la lectura de la obra Patricia Soley-Beltrán sobre la vida de las modelos. Desafortunadamente, Kiki me ha contado que no tendrá tiempo en este final de año para escribir los artículos relacionados a esa lectura, y por lo tanto vamos a tener que aplazarla hasta nueva orden. Por eso no nos queda otro remedio que buscar otro libro en nuestros anaqueles. Como nos gustó mucho este tema, os propongo que en la próxima edición saquemos otro de la estantería de historia. ¿Qué opinais? Os dejo varios a escoger para que os decidais por uno. También, si quereis, podeis dejar vuestra opinión en la sección de comentarios, y la próxima semana tomamos una decisión sobre el próximo libro a disfrutar.

¿Qué libro te gustaría que leyeramos en el próximo club ardillíl?

  • Brigitte Hamann - Sisi, emperatriz contra su voluntad (67%, 16 Votos)
  • Cristina Morató - Viajeras intrépidas y aventureras (29%, 7 Votos)
  • Sun Tzu El Arte De La Guerra (4%, 1 Votos)

Votantes totales: 24

Cargando ... Cargando ...

32 Replies to “Club de lectura: Lujos celestiales, tragedias infernales y un vividor que se cuela”

  1. 1
    Elegeme says:

    Agnola,
    Excelente trabajo!!! como muchas,no he podido hacerme con el libro pero leyéndote y leyendo los comentarios del resto de los participantes,esta historia me tiene atrapada!!!Gracias!

  2. 2
    kiki says:

    Agnola, me he divertido muchísimo leyéndote. Me parto. Ay el salón malva, una jaqueca. Y eso de que dormían en un catre y andaban por el Palacio con la ropa más modesta, pues Massie no es el único que lo cuenta…mmm…raro, raro. Será esa la parte austera y luterana de la madre, pero bien que se mandaba hacer huevos de Fabergé a lo bestia.

    Y lo del hermano de Nicky, otro vividor que qué bien baila.

    Ardillas, he dado con otra serie sobre el tema. Se llama “Emipre of Tsars” y está en Netflix. Es una producción inglesa y hace un espléndido recorrido sobre los distintos palacios que tenían los Romanov a lo largo y ancho del territorio ruso, una pasada, formidable…ahora que la voz y personalidad de la conductora, medio pesada, la verdad…pero qué palacios, qué fastuoso todo.

    Agnola, mil gracias por este esfuerzo. Me ha encantado tu entrada….Y a ver si las ardillitas se animan a escoger entre los libros que propones. Lamento lo del ensayo de Patricia Soley-Beltrán, pero no me alcanza el día para tanto…y disfruto mucho este rincón con la impronta de nuestra ardillita Agnola.

  3. 3
    Concha says:

    Agnola,
    Loved your summary, so graphic with the photos. A seductive report that takes us back in time! OMG, that photo from Rasputin and LO is really really scaring! Dear Vladimir, with his mustache… The sisters, “una monada” ! The palaces? Were they really? So much to comment…. Thanks Dear!

  4. 4
    Concha says:

    “The Last Ball”
    Alexei the Tsarevitch was born in 1904, a year that announces the “beginning of the end” for the Romanovs…. The Russian Japanese War broke that year, followed by 1905 Revolution…
    In 1903 the Romanov dynasty celebrated its 290th anniversary, with a memorable ball, that was going to be the last and most opulent event during the reign of Nicholas.

    https://www.rbth.com//multimedia/pictures/2016/11/10/romanov-last-imperial-ball-now-in-color_646547

  5. 5
    Elegeme says:

    Fantàstico enlace Concha!!
    Qué riqueza y opulencia de tejidos y joyas.
    La foto de Rasputìn, sì da miedo..pànico!!!

  6. 6
    Agnola says:

    Concha, ¡qué enlace tan maravilloso! ¡Muchas gracias, ardillita colaboradora! *Kudos* para la artista que coloreó las fotos (Olga Shirnina, “Klimbim”) No es tan fácil como parece; y se nota el detalle con el que trabajó. El sitio web “Rusia Beyond”, super-interesante.

    También estuve visitando otros proyectos de la misma artista. Uno en el que colorea a la familia imperial y otro en el que da vida a las fotos de ciertos escritores rusos famosos. Yo nunca había puesto una cara a Leon Tolstoi, pero gracias a ese enlace, por fin lo pude hacer, y casi que entiendo cómo fue que se convirtió en celebridad; no solo por sus fantásticos escritos, sino porque era guapo y gallardo.

    Y se me olvidó contarte, Concha, que tomé el pequeño examen sobre “¿cuál tsar eres tu?” que nos propusiste (graciaaaaas) y me salió igual que a Elegeme, Alexander I. Espero que haya sido uno de los mejores 😉

  7. 7
    kiki says:

    Agnola #6: No te salió igual que a mí, Alexander I, a Elegeme le salió Catalina La Grande 😀

    Ardillas, de las propuestas que nos ha puesto Agnola. El libro de Morato es súper accesible y muy muy interesante y divertido. Lo recomiendo mucho. Además es ágil, pues está dividido en pequeños capítulos, cada uno dedicado a una mujer viajera y extraordinaria, con unas visitas a lugares increíbles y en una época en que eso era un verdadero reto para cualquiera y más para una mujer…es muy interesante.

    Concha #4: Qué súper enlace…lo he disfrutado muchísimo. Qué trabajo más fino.

  8. 8
    Elegeme says:

    Kiki,
    a mì me saliò Alexander I creo que fue a Concha a la que le saliò Catalina…

  9. 9
    kiki says:

    Ay qué mal lo escribí..que a las tres: Elegeme, Agnola y a mí nos salió Alexander I. 🙂

  10. 10
    Beatriz 2 (Bea) says:

    Hola, a mí también me salió Catalina la Grande 😰
    No sé muy bien cómo tomármelo, puesto que sin ser rusa dio un golpe de estado para derrocar a su marido al poco tiempo de ser coronado. Mérito no le faltó, sobre todo porque fue un golpe de estado sin derramamiento de sangre, pero vamos, un alma cándida no era. Por otro lado era una mujer culta que se carteaba con ilustrados como Voltaire y que modernizó el país como había hecho Pedro el Grande. Quitando el tema de su “vida privada un tanto peculiar”, no le pongo pegas. De cualquier modo, casi todos los Romanov tiraban a “pendón verbenero”… y si me apuras, todos sus contemporáneos…

  11. 11
    Luis says:

    Hola
    Esperaba esta entrada para poder seguir comentando de este tema que me apasiona! Espero no cansarles con una larga letanía.

    Al dolor natural de madre que Alejandra Feodorovna sentía ante la enfermedad de su hijo se sumaba un factor importante: no solo su hijo estaba prácticamente condenado a muerte ante el más mínimo accidente, sino que era el único heredero que su matrimonio pudo procrear. Y eso le dolía en lo más profundo a una orgullosa Alejandra que, ante los ojos de la sociedad rusa jamás pudo cumplir con su papel. De hecho, era tanta su obsesión por asegurar que su hijo heredara el trono que poco a poco fue guardando un profundo resentimiento hacia su cuñada, la Gran Duquesa Xenia, íntima amiga años atrás y quien dio a luz una larga serie de sanos varones.

    El Gran Duque Miguel, hermano menor de Nicolás II también fue otro personaje peculiar. Jamás tuvo interés en los asuntos de Estado a pesar de ser el segundo en la línea de sucesión y dedicó su vida entera a los placeres que su posición le aseguraban. De hecho estuvo comprometido con otra nieta de la Reina Victoria, la Princesa Beatriz de Sajonia-Coburgo, pero tuvieron que terminar debido a que la Iglesia Ortodoxa no permitía matrimonios entre primos hermanos. Beatriz se casaría con un infante español y de ellos descienden los Duques de Galliera.

    Lo del estilo de vida modesto y espartano venía más bien de Alejandro III, el padre de Nicolás II y seguramente éste quiso imitar con sus propios hijos la formación que él recibió. En las memorias de su hermana se dice que en su infancia, Nicolás II quedo tan hambriento después de un raquítico desayuno que abrió un relicario y se comió la cera que éste almacenaba.

    Ahora de Rasputín. En mi opinión este tipo no fue ni el santo que Alejandra creía pero tampoco la entidad diabólica y el genio de la conspiración que sus enemigos atacaban. De hecho creo que era mucho menos inteligente de lo que creemos.
    Definitivamente sabía de la influencia que ejercía sobre la familia imperial, pero fueron otros los oportunistas que aprovecharon esa cercanía para tener acceso a través de él.

    Les comparto un extracto de las memorias de la Gran Duquesa Olga, hermana de Nicolás II y quien no era para nada admiradora de Raaputín:

    “Es importante recordar que Nicky y Alix estaban enterados del pasado de Rasputín. Después de que Rasputín había visitado el Palacio unas pocas veces, reportes exagerados de su influencia trataron de convertirlo en una herramienta para cumplir sus propias ambiciones. Rasputín se llenaba de peticiones y regalos, pero el nunca mantuvo nada para sí mismo. Sé que ayudaba a los pobres de San Petersburgo y de otros lados.
    Y ni siquiera una vez lo escuché pedir un favor a Nicky y Alicky. Seguido lo escuchaba pedir favores pero para otros. Estoy segura que esa cercanía a mi hermano y su esposa era desinteresada. Podría fácilmente haber amasado una fortuna, pero murió siendo dueño de una biblia, algunas ropas, y algunas cosas que la emperatriz le regaló para su uso personal. Incluso los muebles en su departamento de la calle Gorokhovaya no le pertenecían.
    Es verdad que recibió grandes sumas de dinero pero todo lo regaló. Mantuvo lo suficiente para mandar ropa y comida a su familia en Siberia. Y si al final estuvo conciente del poder político que podía tener fue solo porque solo algunas personas sin escrúpulos lo forzaron”

    La Gran Duquesa fue una de las personas más honestas de los Romanov, incluso murió alejada de todos en un departamento en Canadá, casada con u plebeyo y fue cercanísima de Nicolás II y de su esposa hasta el final, por lo que creo que debe tener algo de verdad.

    Saludos!

  12. 12
    Agnola says:

    Luis, según lo que entiendo de lo que Massie cuenta sobre Rasputín, creo que tienes razón. El hombre no era más que un charlatán de moderada inteligencia al que para citar a otra de nuestras ardillitas colaboradoras “le sonó la flauta” con el pobre Alexis y se agenció unos cuantos privilegios.

    En otro libro llamado “Rasputín”, escrito por Douglas Smith, un afamado historiador, se afirma que desde muy temprano en la relación de amistad entre Rasputín y los Romanov, Gregorio ya comenzaba a querer decirle a Nicholas cómo gobernar; y para ello cita cartas escritas por Rasputín donde le dice a Nicholas cómo actuar. Yo pienso, que estos eran consejos simplemente como los de cualquier persona, y que no necesariamente quiere decir que Rasputín tuviera gran influencia sobre la corona.

    Eso sería equivalente a decir dentro de 100 años que el blog RdL dictaminaba la forma como Leticia de España se vestía, solo porque se encuentren los escritos donde se le decía “Su Majestad, por favor vuelva a lucir el vestido floreado de Mango” y enseguida, dos semanas después la Reina se lo puso… ¿entonces RdL tenía un poder desmesurado sobre la Reina, o quería influenciar sus decisiones? No creo. Simplemente era una opinión, como la de cualquiera y un consejo con la intención de que las cosas salieran mejor.

    Yo opino que por el contrario, como dice Luis, Rasputín no era muy inteligente, y al encontrarse en una posición con poder, trató de usar sus pocas luces para aprovecharlo lo mejor posible, buscando su bienestar y el de su familia; e incluso según la carta que transcribe, ayudando a los demás hasta donde podía. Pero siempre aparecen personas envidiosas, o que quieren fastidiar por fastidiar; y como Gregorio se defendió como pudo, sin mucha maña o malicia, pues consiguió levantar ampollas que al final desencadenaron su asesinato.

    Yo creo que la muerte de Rasputín habla más de la calaña de aquellos que lo mataron, que del comportamiento del propio Gregorio, que a mi modo de ver no iba más allá que el de una persona que se ganaba la vida haciendo lo que mejor sabía hacer.

  13. 13
    kiki says:

    Luis #11: La hija de la Princesa Olga, del mismo nombre y título es entrevistada al comienzo de la serie “The Royal House of Windsor” que está en Netflix. Se ve que lleva una vida bastante ‘normal’ y alejada de la suntuosidad que caracterizó a los Romanov. Al menos de cara a la galería; muy contrastante con esa vida tan austera que parecieron llevar en sus rutinas infantiles.

    Extraño que esos lapsos de hambre e incomodidad de sus catres, esa frugalidad no le hubieran revelado al entonces Tzaverich Nicolás el día a día de sus súbditos.

    A mí tampoco me parece muy inteligente Rasputín, me parece enigmático, misterioso…Pero, es que yo tengo prejuicios contra la gente poco amante del agua y el jabón. Y este tipo desde la foto te da un tufo…uff..

    Bea #10: Catalina La Grande, pues esa sí que era inteligente y rápida…ahora una perita en dulce, pues no…pero ninguno lo era. Y como decía Nietzche, ‘hay más maldad en el hombre, sí, pero hay donde haya maldad en una mujer, mientras el hombre es malo, ella es malísima.” Pero buen gusto e inteligencia sí que tenía. 🙂

    Ardillas, no se pierdan el enlace magnífico que nos ha traído Concha #4….

  14. 14
    Luis says:

    Agnola. Totalmente de acuerdo cuando hablas sobre la calaña de los asesinos.

    Y cito de nuevo a la Gran Duquesa Olga:

    “El joven primo de Nicky (Nicolás II), Dimitri junto con otros de sus amigos aprobaron una conspiración vil. No hubo nada de heroico en el asesinato de Rasputín. Trotsky dijo de eso (el asesinato) que ‘fue llevado a cabo por personas de mal gusto’. Difícilmente podemos decir que Trotsky era un admirador de la monarquía, pero creo que por primera vez los comunistas no fueron lo suficientemente severos en su juicio. Fue un asesinato premeditado de lo más vil.
    Solo de pensar que dos de los nombres más asociados con esto, un Gran Duque, nieto del Zar Libertador, y el otro un miembro de una de nuestras grandes casas (Yussupov), cuya esposa es la hiia de otro Gran Duque. Eso probó lo bajo que habíamos caído”

    Y de las memorias de Pierre Gilliard:

    “De pronto las noticias de la muerte de Rasputín llegaron como un trueno.
    Nunca olvidaré lo que sentí cuando vi a la Zarina. Sus facciones agonizantes la traicionaban, a pesar de todos sus esfuerzos. Su pena era inconsolable. Su ídolo había desaparecido. Él que era el único que podía salvar a su hijo.
    Ahora que se había ido, cualquier tragedia, cualquier catástrofe era posible. El periodo de espera comenzaba: la horrible espera del desastre del cual ya no había escape”.

    Y de las de Anna Vyrubova:

    “El Emperador estaba afectado menos por la muerte que por el hecho que fue obra de miembros de su familia. Dijo: Ante toda Rusia, estoy lleno de vergüenza que las manos de mi familia están manchadas de la sangre de un simple campesino”

  15. 15
    kiki says:

    Agnola #12 y Luis #14: No había leído tu comentario Agnola…qué interesante perspectiva sobre este extraño personaje Rasputín. Y las citas de tan diversas fuentes que nos ha traído Luis justamente apuntan hacia ese ángulo menos conocido del personaje. Gracias a los dos que me han hecho ver un punto nuevo sobre una figura tan popular y con una representación más propia del mito que de la Historia. Gracias.

    “Ekaterina” es una serie rusa sobre la vida de Catalina La Grande y está disponible en Amazon.. No es la producción esperada, no es la BBC, ni PBS, pero es rusa lo que da otra visión….Además, la filmación está hecha en los palacios originales asociados a esta figura.

    Ardillas, como pueden ver sigo en espera del libro….Como no llegue esta semana, arghhhh. El siguiente lo pediré con envío expedito.

  16. 16
    Luis says:

    Kiki
    Las citas están en un libro llamado “A lifelong passion. Nicholas and Alexandra in their own words” de Andrei Maylunas y Sergei Mironenko. Este libro es una compilación de cartas, memorias y diarios de los personajes. Es interesantísimo ir viendo la historia desde 1894 a 1918 en sus propias palabras.

    Aquí les dejo otras.

    Carta de Alejandra a Nicolás. 1915

    “Nuestro amigo (Rasputín) a quien vimos anoche está tranquilo con lo de la guerra, pero ahora otro tema lo preocupa mucho y habló raramente de otra cosa por dos horas. Y es sobre que debes dar una orden de que los vagones con harina, mantequilla y azucar deben pasar. Vio todo en la noche como una visión, todos los pueblos, vias ferrovarias. Dice que es muy serio y que así podremos evitar las huelgas”

    Memorias de Anna Vyrubova (ante una enfermedad de Alexis):

    “Sobre los vendajes ensangrentados, sus grandes ojos azules nos miraban con dolor indescriptible y parecía para todos que la última hora del infeliz niño iba a llegar.
    La emperatriz mandó por Rasputín. Llegó a la habitación, hizo la señal de la cruz sobre la cama y mirando intensamente al niño moribundo dijo tranquilamente a los padres arrodillados: No se alarmen. Nada pasará. Entonces salió del cuarto y del palacio.
    Eso fue todo. El niño se durmió y al día siguiente estaba tan bien que el emperador se fue (al frente).

    Carta de Alejandra. 1916.

    “Nuestro amigo se fue esta tarde, tranquilamente diciendo que tiempos mejores vienen. Dice que piensa que Ivanov sería un buen Ministro de Guerra por su gran popularidad con el ejército y el país. En eso tiene razón pero tú harás lo que creas mejor. Solo le pedí que rezara para que tengas éxito en tu decisión y esa fue su respuesta”

    Carta de Alejandra. 1916

    “Por el bien de bebé (Alexis) debemos ser firmes, de otra manera su herencia será terrible. El aprenderá a no agacharse ante otros sino ser su propio amo, así como debemos ser en Rusia mientras la gente sea tan ignorante”.

    Carta de Alejandra. 1916

    “Nuestro amigo escribe muy triste, que como se ha ido de Petrogrado habrá mucha gente con hambre estas Pascuas. Él da tanto a los pobres, cada centavo que recibe lo da.
    Si Shavelsky habla de nuestro amigo se firme y muéstrale que tú lo aprecias y que cuando escuche historias de nuestro amigo él también debe mantenerse enérgico contra todos y prohibir sus pláticas y que no se atrevan a decir que él tiene algo que ver con los alemanes, que él es generoso y amable con todos como lo fue Cristo. Y una vez que encuentres que sus oraciones nos ayudan en nuestros problemas, que no se atrevan a hablar una palabra contra él, tu debes ser firme y ponerte de lado de nuestro amigo”

    Memorias de Maurice Paleologue, embajador de Francia:

    “El hecho es que, haciendo a un lado sus aberraciones místicas, la emperatriz es un personaje más fuertr que el emperador. Su voluntad es más tenaz, su mente más activa, sus virtudes más positivas y su espíritu más real.
    Su idea de salvar al zarismo por medio de traer las tradiciones del absolutismo teocrático es una locura, pero su la orgullosa dedicación que muestra tiene un elemento de grandeza. El rol que ha asumido en asuntos de estado es desastroso, pero ciertamente lo juega como una zarina”

  17. 17
    Concha says:

    Luis 11,
    I agree that Rasputin was not perhaps an Einstein, but he could very well be a puppet in someone else plan to end the monarchy….

    Kiki 13,
    I agree that the guy stinks in the photos …. He gives me chills!

    Rasputin was not perhaps the most bright spirit in Russia, but he had an big influence in the czarina, a worried mother , with a spirit perhaps less bright than the not so bright monk.
    The case is she was in charge of the government during the World War I, when Nicholas in a whim ( it seems under the influence of Rasputin), decided to go to the front! An unfortunate decision!
    We can imagine those were difficult times, of pain, scarcity, hungry, and death….. Whom was to blame? The german women…. She was the perfect scapegoat for the enemies of the tsar an of the monarchy. She was under attack everyday in the Duma and in the tabloids with sinister stories involving Rasputin….
    So we can see the reasoning of those guys: if we kill Rasputin, she will be free of the attacks and things would go back to normal ….. Not very clever.

    Maybe someone also convinced them of that ….

  18. 18
    Concha says:

    “Olga birthday in Livadia Palace”

    Among the Czar Palaces, my favorite is the Livadia Palace. I think he has a more acceptable human scale for a family to live.

    It was in Livadia that on November 3, 1911, Grand Duchess Olga Nicholaiovna celebrated her 16th birthday. In Russian cities, this was an event young girls impatiently awaited. Thus a dinner and gala party took place that day at Livadia.

    Invitations were sent out, inscribed thusly:


    “Their Imperial Majesties invite to dinner and a dancing party to be held on Thursday November 3rd, at 6:45 in the evening, at the Livadia Palace [here was written the name of the guests]

    “Military cavaliers in frock coat with epaulets.”, civilians in evening dress with white tie. 1911″

    Dinner was served on small tables. Many candles, silver, flowers. The star of the party, Olga, in a pink dress and for the first time, her hair in a chignon, presided over a table….

    9 Facts About Livadia Palace:

    https://www.rbth.com/arts/2017/05/23/the-last-romanov-residence-9-facts-about-livadia-palace_768344

  19. 19
    Agnola says:

    Gracias, Concha por traer las fotos del palacio de Livadia. Era también el favorito de la familia imperial, según Massie. Es un sitio muy bonito, blanco, con jardines interiores y del tamaño de algunas de las mansiones modernas (una exageración para una sola familia, pero al menos de proporciones contemporaneas que caben en nuestras cabezas)

    Luis, Massie también cita las cartas que transcribes. Gracias a que en esa época todo se transmitía por papelitos, es que ahora contamos con alguna evidencia. En la época moderna todo es virtual y está encriptado en la nube…. claro que alguien siempre tiene la llave… me pregunto cómo se verá el panorama en el futuro cuando se destapen todos los correos electrónicos y salas de chat con las compi-conversaciones oficiales en las cuales la reina Letizia aconseje a su marido sobre asuntos de estado …

    ¿Habrá manera de relacionar el contenido de los mensajes con los sucesos en el mundo real? ¿Será que las ocasiones como aquel día en Sevilla, donde la Reina no podía parar de reir, son el producto de saber que ha conseguido que en este pais pasen las cosas que ella quiere que pasen? Bueno, no será nuestro placer conocer todas esas verdades. Supongo que los historiadores las destaparán en libros dentro de varios siglos (si hay planeta para entonces, claro)

  20. 20
    kiki says:

    Concha #18: Precioso el Palacio de Livadia. Gracias por compartir estas espléndidas fotos. Crimea parece ser un lugar bastante más interesante de lo que uno supondría…Hay una serie turca maravillosa que recomiendo ampliamente “Kurt Seyit et Sura” comienza en San Petersburgo, pasa por Crimea y culmina en Estambul…una verdadera delicia de serie.

    Les aviso que ya he comprado el libro sobre Sissi. El de Cristina Morató ya lo tengo…así que los dos punteros para el próximo mes, los tendré listos a tiempo…Que esto de estar esperando el libro de Massie me tiene muy enfurruñada.

  21. 21
    Concha says:

    Who wants to marry Little Beetle? PART 1 ..

    Princess Olga, Nicholas &Alexandra eldest daughter, was 22 years when she was murdered in 1918.
    Old enough to be already married for a couple of years… (those were different times )!
    Why was a beautiful woman, rich and desirable still single? (I guess someone here asked this before….)

    Well…. To answer this question we have to understand that:
    – the Tsar was concerned with the health of his son. He knew the boy could very well die from his disease. In fact Alexei condition went thru a very difficult period in 1912, during their stay in Spala (an hunting lodge located in Poland territory), when the heir even received the last rites.
    – none of his daughters could succeed him, because of the Salic law, reinstated by Tsar Paul I (the son of Catherine the Great). So he wanted one of them, Olga, to be in a position to become the next czarina.

    For Olga it meant to marry a potential heir of the czar…one of her father cousins. The princess with 17 years old at the time, dreamed with a marriage of love, like the one of her parents and wanted to stay in Russia near the family!
    Grand Duke Boris Vladimirovitch (b. 1877) was considered, but it seems Olga said No.
    They had also discarded a possible marriage with prince Carol from Romania.

    His father choice was Grand Duke Dmitri Pavlovitch (b.1891), son of his uncle Paul Alexandrovic.
    A first cousin of Nicholas, but 18 years younger, her mother died when he was born, so he and his sister were raised by their uncle G.Duke Sergei and his wife Elisabeth (the sister of Alexandra).
    After the death of G.Duke Sergei in 1905, Elisabeth became a non, so he lived with the royal family in St. Petersburg. During that time a close bond between he and Nicholas developed. He joined the army in the Horse Guards Regiment and was an accomplished equestrian.

    In the summer of 1912 exciting news spread through society:
    ‘7, June, 1912. Olga Nikolaieva was betrothed last night to Dmitri Pavlovich,’ General Bogdanovich’s wife wrote in her diary.

  22. 22
    Concha says:

    Agnola,
    My comment is repeated 4 times (21,22,23,24) …!!! is that possible to delete the duplications? Tks

  23. 23
    Agnola says:

    Hello, Concha. Done! Sorry about that. Besos ardilliles.

  24. 24
    Concha says:

    Who wants to marry Little Beetle? PART 2..

    Dmitri was a Tsar’s favorite, but Alexandra was not happy. Because the young man did not hide his disdain for Rasputin.
    And she looked forward to the marriage of her daughter and Dmitri with consternation.
    It was then that Felix Yusupov, the rich heir of the Yusupov family, arrived in Petersburg from England, and fortunately for Alexandra, changed everything.

    Felix was several years older than the handsome Dmitri and completely captivated the Grand Duke, revealing another world to him. Dmitri was introduced to the feverish life of nocturnal Petersburg. Now at night a car waited for the two playboys. Almost every night they drove to Petersburg and carried on a merry life in restaurants and night cafés. They invited performers to dine with them in private and given Felix’s unconventional tastes, they were attracted to the private rooms of male ballet dancers.
    The Imperial Family was horrified. Knowing of Felix’s homosexual propensities, which at the time were punishable by Imperial law, the Tsar’s family regarded Dmitri’s passionate attachment to Felix with fear.
    Olga’s future husband was forbidden to see Felix, and the secret police were keeping an eye on them.

    But Felix proved to be stronger. Stronger than both the Imperial prohibitions and the happiness of becoming the husband of the Tsar’s daughter !The encounters with Felix continued. Rumor had a simple explanation: Dmitri was bisexual. And Dmitri, the future lover of the celebrated Coco Chanel, was then madly infatuated with Felix. In the idiom of the salons of the day, it was called, ‘making mistakes in grammar!’

    And so Dmitri had made his choice. Now Alexandra could, or, more accurately, was compelled to, break off Olga’s engagement. Dmitri had compromised himself by his scandalous friendship. But, this time, Nicholas remained loyal to his affections. He continued to have a soft spot for Dmitri. He chose to regard the rumours with caution.

    Rasputin understood what was required of him. And he did not disappoint Alexandra.
    He predicated that Dmitri would soon contract a skin disease, from his debauched life. At his request, Alexandra ordered the girls ‘to wash their hands with special solution after any meetings and handshaking with the Grand Duke.’

  25. 25
    Agnola says:

    ¡Qué interesante lo que cuentas, Concha!

    Ahora se entiende por qué retrasaron tanto el matrimonio de las herederas, al punto que muchos critican el que la falta de enlace fue lo que las llevó a la tumba. Si hubieran estado casadas, no estarían en casa, vivirían lejos con sus maridos y hubieran estado ausentes de la masacre.

    Pero claro, si yo soy una madre devotísima, como parece que era Alex; e incluso normal y corriente, y el futuro marido de mi hija es un conocido promiscuo que se acuesta con todo lo que se le cruza en el camino; yo también pediría a mi hija que se lavara las manos con jabón antibacterial después de saludarlo.

    Se me consolida cada vez más la imagen de un Rasputín estafador, charlatán, con la inteligencia justa y el sentido común para decir lo que su discípula quiere oir. Cualquiera hubiera podido decirle que el promiscuo ese andaba sucio, lléno de gérmenes; pero Rasputín ya se había ganado su fé ciega, así que lo que él decía era la biblia; y si encima era algo tan básico y de sentido común como lavarse las manos después de estrechar la de otro (promiscuo o casto); pues lo que hacía era ganar puntos de manera fácil. Estaba siendo impulsado por su propia inercia. Eso es algo de lo que se pierde el control enseguida, y lleva casi siempre a la debacle. Como en efecto le ocurrió al pseudo-starets.

  26. 26
    kiki says:

    Concha #24: Interesante lo que mencionas del breve affaire que el Gran Duque Dmitri tuvo con Coco Chanel. Me sorprendió al principio, pero cuando leí que él pertenecía a grupos fascistas, pues igual que ella.

    En el mito sobre Coco Chanel nunca aparece su episodio nazi, siempre se oculta. Y si bien tenía un gusto exquisito ‘and beyond’ parece que Mademoiselle no era ninguna buena persona. Es decir, no fue un coqueteo con el nazismo, no, ella llegó a apropiarse de unos derechos que previamente había cedido a una familia judía. Activamente colaboró con los nazis y despojó de sus bienes y derechos a varios judíos. Terminada la guerra tuvo que regresarlos….un encanto (ojos volteados)…

    Desde luego, eso no le quita mérito a su arte, ni a su gran talento como empresaria tiburona.

    El Gran Duque seguro se dedicaba al ‘dolce far niente’ mientras ella hacía sus cálculos.

    Agnola #25: Pues sí, si a las princesas las hubieran casado a la edad que les correspondía en su época, se habrían salvado de esa masacre.

    Y sí, Rasputín ya se podía poner a decirle verdades de Perogrullo a la Zarina y a ella le sonarían como las tablas de Moisés.

  27. 27
    Concha says:

    Kiki,
    Interesting… I had no idea of Coco political views and nazi ideas! I suppose that is a forgotten subject when speaking about her life. We are always learning!

  28. 28
    kiki says:

    Concha #27: Aquí está una entrevista a uno de los biógrafos que más ha profundizado en el ‘affaire nazi’ de la famosa Coco.

    https://www.newyorker.com/books/page-turner/the-exchange-coco-chanel-and-the-nazi-party

    Los biógrafos más serios siempre señalaron su ‘coqueteo’ con el nazismo. Pero el periodista Hal Voghhan ha logrado encontrar evidencia de que no se limitó a un simple coqueteo, era una ferviente antisemita que colaboró directamente con los nazis. En este libro “Sleeping with the enemy: Coco Chanel’s Secret War” echa luz sobre todo el asunto con la familia judía Wertheimers. Ellos habían invertido mucho en su firma antes del regimen de Vichy. Al llegar los nazis, ella se adueñó de todo e hizo a un lado a sus inversores. Terminada la guerra, tuvo que regresarles los derechos de toda la firma que como propietarios les correspondían…Después de hacer sus números, la familia decidió hacer a un lado el rencor y la pusieron al frente de la firma como si nada hubiera pasado. Ella se quedó como imagen y directora de arte, pero la verdad es que los propietarios eran ellos; ella tenía sólo un porcentaje que recibió hasta su muerte…Y ojo, sólo de la sección moda y accesorios Chanel…La sección de perfumes es 100% capital de esta familia.

    Mi prima que leyó el libro estaba furiosa contra Coco. La evidencia que muestran es incuestionable. Siempre me dice: “…y ya ves, lo que es capaz el ‘buen gusto’, y tanto que a esta campesina se le ha perdonado todo, se le ha mitificado y su nombre es tan, pero tan válido que la familia ofendida siguió cargando con ella…todo sea por el buen gusto y la plata.”

    Y como ves, no sólo fue amante del Gran Duque Dmitri -fascista-, sino que tuvo un agente nazi de amante, ¿qué tal?
    o-là-là con con la Coco.

  29. 29
    Agnola says:

    Kiki, tremendo lo que cuentas sobre Coco Chanel. Si la evidencia es incuestionable, y además después del crímen (robo) de Coco, la familia afectada llegó a un acuerdo con ella, pues entonces al menos en el caso de esa mujer hubo una resolución y mal que bien ella “pagó” por su delito.

    Me pregunto cuantos otros miles de negocios florecieron gracias a que sus dueños se beneficiaron de dinero de inversionistas judíos a los que nunca más tuvieron que devolverles un centavo, porque desaparecieron en los campos de la muerte, o cuando regresaron las deudas ya se habían olvidado. Fue Chanel la única que tuvo que devolverle a sobrevivientes del holocausto algo que inicialmente tuvo la intención de robarse para ella aprovechando la tragedia de los demás?

  30. 30
    Concha says:

    Who wants to marry Little Beetle? PART 3

    The anger of Felix against Rasputin was high. He was furious with his interference and the ruin of Dmitri and Olga marriage plans. I saw contradictory reports on his relationship with Rasputin, but it seems they had “bad and violent arguments”.

    And then Dmitri and the Russian society learned that Felix, for who he sacrificed his own marriage with Olga, had asked Princess Irina, the Tsar’s niece in marriage! Irina was herself a beautiful young woman of 17 years old.
    That was the end of their close relationship. Dmitri was in a rage. And he started courting Irina himself and asked for her hand.

    The Romanov family was split in its sympathies, but at the end Princess Irina decided she would marry Felix and no one could make her change her mind. Dmitri reconciled himself to her choice. But it had an effect on his relation with Felix, who would later write “The shadow of the marriage had cast a cloud on our friendship that could never be dispelled.”

    Rumors about Felix reputation reached Irina father in Paris, who was ready to cancel the marriage. Dmitri gave Felix a helping hand, defending his ex-friend reputation (as well as his own!), and this somehow helped to heal the split between them. They had a common enemy, Rasputin, and both of them would be in the center of his murderer.

    The wedding took place on the Anitchkov Palace of the Dowager Empress.
    On 9, February, 1914, Nicholas entered in his diary, ‘Alix and I and the children went to the Anitchkov in the city for Irina’s wedding to Felix Yusupov. Everything went well. There were lots of people.’

    A few months remained before the start of World War I. And exactly three years until the fall of the Empire in February 1917.

    In the turmoil of the War and the uncertainties of its aftermath, the marriage question was postponed… Olga had lost that “window of opportunity” and at the end she did not marry!

    P.S. Felix & Irina survived the Revolution. The couple (+ 2 Rembrandt now in the National Gallery in Washington, D.C.) escaped from Russia and established themselves in France. Against all odds, they had an happy marriage that lasted over 50 years, till his death in 1967.

  31. 31
    Agnola says:

    Hola, Concha –
    Gracias por tus resúmenes, tan emocionanes. Pues sí, Félix (el qul mató a Rasputín) se casó con Irina y se enemistó un poco con el otro pretendiente, su “amigo” del que decían que era bisexual. Y cuando inevitablemente Irina entró en el “grupo de orientación para mujeres bonitas, o todo lo que se mueva” de Rasputín; pues se puso celoso. Al parece Félix no era muy hábil en eso de “la asesinada” ni en nada. ¡Vaya torpeza con la que lo hizo todo!

    Ahora leyendo lo que cuentas, Concha; ¿cómo habrá sido el proceso de perdonar a Irina por andar con el sucio y maloliente Rasputín (si es que anduvo)? o el de Irina de perdonar a su marido por el asesinato de un hombre que a sus ojos era un hombre santo (si lo era, y no lo despreciaba por sus avances sexuales exitosos o no) o a un hombre, punto. Supongo yo que esas personas viven muy solas y tienen muy pocas opciones, con lo cual se quedan con el que el destino les asignó yt ratan de vivir la vida lo mejor que pueden. Quién sabe.

  32. 32
    Concha says:

    Agnola,
    I do not know… There are so many “unknowns” on this story….

    It is not an established fact that Irina had any kind of “affair” with Rasputin. That theory is the result of a film, done by MGM, “Rasputin and the Empress”. They were processed by the couple, who won the process and received a BIG amount for “damages and losses”.
    What is (for a sure ?) a fact is that Felix, Dmitri and another guy murdered Rasputin…By “patriotic” reasons! Felix tells the story in his memories book “Lost Splendor”. Was Irina being used as a bait in their plan to attract Rasputin? Was Felix himself engaged in a relationship with Rasputin?
    There are a couple of theories around this murder… Including it was staged by the English Secret Services…..